Feminismo: Introducción 101

Este año me he puesto las gafas violeta y ¡vaya si ha cambiado el mundo!
Este filtro ha cambiado el presente, el pasado y el futuro.
Es como operarse los ojos con un láser violeta y salir de la clínica y empezar un periodo de curación y re-adaptación tras sufrir de miopía toda una vida.

sin-t25c325adtulo-4

No es que no fuese feminista antes. Era una feminista ignorante con actitudes machistas que creía que estaba en posesión de la verdad absoluta debido a mis pocas experiencias con la vida (que repasando ahora no hacían más que incrementar que fuese más feminista y no restarle). Aquí van unas cuantas cosas que pensaba y como ha cambiado mi planteamiento sobre el tema.

feminismo

  • Seguro que he dicho que le cambiemos el nombre de “feminismo” a “igualismo”.
    Sí, cambiemos el nombre a las cosas porque a unos pocos les moleste (ironía). Un poquito de historia etimológica: Basta de sexismo (haced click, eh, que es para no alargar este post)
  • Escribí un texto argumentativo poniendo a parir a la discriminación positiva.
    Ahora veo que este tipo de discriminación es como un parche, una tirita, necesaria hasta que la herida cure, y aquí la herida es la falta de oportunidades y la discriminación en el empleo. Los que están en contra y creen que vivimos en una meritocracia son el alcohol que se echa sobre las heridas y escuece, ¡ojalá! amigos, nada me gustaría más que el que no me educaran para ser cuidadora “veterinaria, profesora, enfermera” y que además me contrataran pese a tener un útero fértil.
  • Las mujeres son más machistas que los hombres.
    ¿Por qué? ¿Por que ser mujer lo hace peor? ¿Las mujeres se matan más entre sí, se violan entre sí, se acosan entre sí por la calle? Como la respuesta a estas tres preguntas es un rotundo NO podemos determinar que como esos crímenes los perpetran hombres y son más graves que el hecho de ser mujer y criticar como alienada por el patriarcado las mujeres no son más machistas que los hombres. Todos estamos en el sistema.
  • Me encantaba pertenecer al club de chicos y “ser uno más”
    No os engañéis, esto es como intentar subir a la típica casa del árbol y creer que te dejan entrar por que estás subiendo las escaleras. Os cerrarán la puerta en las narices y os habrán visto las bragas desde abajo. Me han dicho de todo, que “no soy como las demás” que soy como “un tío sin pene”  que “conmigo se puede hablar de verdad“. Es decir, soy “bien” porque no soy demasiado mujer (¿?)
    Sigo teniendo una gran cantidad de amigos, y muy buenos, porque me suelo mover en terrenos abonados con nabos, véase el mundo de los videojuegos. Pero no por ello tengo que dar puerta a comportamientos “femeninos”.
    2q8935t
  • Prefiero ser amiga de los chicos que de las chicas.
    Creo que todas las chicas notamos esa tensión entre nosotras, esa guerra en la que participamos y que no sabemos quién empezó. He llamado “puta” a mujeres por disfrutar su libertad sexual. Las he llamado “zorras” por llevar ropa como la mía. He notado el gruñido de una gata en celo cuando ha sentido que he sido demasiado amigable con su novio. He rechazado la amistad con mujeres porque he creído que eran inferiores a mí conociéndolas superficialmente.  Por suerte, este es el año de mi vida que más amigas de verdad tengo, y me gusta este rollo de la sororidad entre chicas.56
  • He rechazado lo “femenino”
    Aquí sigo pecando en ocasiones. Falda, tacones y pendientes me parecen un look demasiado femenino para lo que me gusta a mi. Pese a que me encantan las faldas, los tacones y los pendientes, maquillarme y las uñas. He odiado el rosa. Pero también lo he amado. Supongo que aquí es cuestión de equilibrio y de pensar si te gusta de verdad o te lo están imponiendo.
  • He criticado a mi madre.
    Sí, y me arrepiento muchísimo. A veces. Bueno, es mi madre, y la quiero mucho pero me sigue poniendo de los nervios (risas)  y como es la única que ha estado ahí es tanto la buena como la mala. Ha sido la bruja y la heroína, machista a rabiar y feminista sin esfuerzo. Ante todo un icono de lucha y superación, a la par que un ser humano que se equivoca. Pero ella aunque se equivoque, sigue adelante.10
  • He criticado a las feministas radicales y feminazis.(empieza la oda satírica)
    ¡Porqué me he vuelto una radical de la igualdad, joder! ¡Me han atrapado! La feminivisón se activa y solo veo machismo, sexismo, patriarcado, mansplaning, manspreading… ¿¡Por qué no dejo de inventarme palabras raras!? ¿¡Por qué no acepto los piropos y me callo que estoy más guapa!? ¿¡Por qué no pienso en los hombres que se suicidan tras matar a sus mujeres!? ¿¡Por qué no pienso en esos hombres que son violados en prisión por otros hombres!? ¿¡Por qué no pienso en las 10.000 denuncias falsas al día del amigo del amigo de José!?                                                                                 (fin)portada-feminismo

    En realidad, desde que sigo a páginas feministas y me informo más, más me doy cuenta de que, obviamente, las feministas no odian a los hombres. Odiamos al patriarcado y a lo que hace con los hombres y las mujeres, y queremos cambiar eso. Queremos empoderarnos y luchar. Pensamos las cosas, las argumentamos y las validamos con datos. Pero aún así, saldrá el machista de turno mandándote a fregar. También tendremos que vivir con que cualquier acto feminista que haga un hombre siempre tendrá más repercusión que el que haga una mujer.Invito, a mis amigas y conocidas y seguir a páginas feministas, a hablar con sus amigas, escucharlas y en definitiva a hacer lo que les salga del coño en sororidad y armonía.

    A mis amigos y conocidos los invito a que piensen que no se merecen una medalla por no ser violadores o acosadores, sino que eso debería ser lo común, ser buena persona, que se congratulen ellos mismos en su día a día por llegar a ese ideal de humanidad. Que yo se que lo son, son maravillosas personas, que no lo pongo en duda. Que el feminismo no les está atacando. Ataca los privilegios. Que les ayudará a dejar de ser el macho cabrío típico y poder expresar sus sentimientos y no estar reprimidos. Pero que no deberían ser feministas solo por los beneficios que les pueda brindar, sino porque es una lucha justa por la igualdad, y eso debería ser suficiente.

 

#ByeCoralu

 

 

Anuncios